Comunidad de Religiosas Hermanas de San Juan Evangelista ¡Seguímos a Jesús a la manera de San Juan!

hermanasjuanistas.net

¡JOVEN ¡ BIENVENIDA A NUESTRO ENLACE VOCACIONAL JUANISTA

  • “En el fondo de tu espíritu sentirás ahora la paz, la absoluta paz del espíritu”. (Jorge Murcia Riaño).
  • ¿JESÚS TIENE MUCHAS FORMAS DE LLAMARTE?
  • “Mira que estoy a la puerta y llamo; si alguno escucha mi voz y abre la puerta, yo entraré con él, cenaré con él y él conmigo” (Apocalipsis 3,20).
  • Hace falta decisión, valentía y mucha oración, para que cada día puedas ofrecer un nuevo "SÍ" al Señor..
  • Todas tenemos la posibilidad de consagrar nuestra vida a Jesús, ¡tú puedes sentir el llamado a entregar por completo tu vida!.
  • La alegría es signo de consagración, los dones DIOS nos los regala a todos.
  • Quizá hoy el Señor te está invitando a tomar conciencia de tu misión en el mundo, de tu verdadera vocación, tu opción fundamental.
  • Busca dentro de ti esa voz, y si la sientes ¡no lo dudes! Ponte en contacto con nosotras, busca, ora y ponte en camino.
  • ¡JOVEN! Si tu corazón palpita con inmensa emoción. No vaciles, ven y conoce nuestra comunidad.
  • El rostro de Jesús está en los trabajadores, especialmente la juventud. Y en comunidades cristianas desde nuestros barrios pobres.
  • full screen slider Hay redes, hay peces, faltan pescadores
  • Es posible que Él te esté invitando a hacer un alto, un stop en tu vida para detenerte por un instante y "mirar hacia dentro". Es el momento de pensar en ti.

¿QUIERES UN CAMBIO EN TU VIDA?


¿TE HAS PREGUNTADO ALGUNA VEZ SI JESUS ESTA TOCANDO LA PUERTA DE TU CORAZÓN?


SIENTES VOCACIÓN?


Pero... QUÉ ES VOCACIÓN?

La vocación es un don y una llamada especial de Dios, recibida en fe, y cultivada y discernida en la oración. Este proceso de formación te permite crecer y madurar en tu respuesta a la llamada que Dios te hace. Este don especial, Dios lo da a quien quiere, y es Él, quien dispone, mueve y ayuda a los llamados, concediéndoles las gracias y dones necesarios para abrazar el estado religioso y perseverar en él. Pero sucede que muchas personas no descubren su vocación ni ponen los medios para descubrirla y viven todo el tiempo desubicadas, tristes, desilusionadas, conduciendo una vida que no es la que Dios quiere para ellas, y por lo tanto no pueden desarrollarse como personas, ni sentirse plenamente realizadas. Para ello te damos a conocer algunas vocaciones:


1.- Vocación a la vida:


Tú como todas las personas, un día fuiste llamada por Dios a la existencia terrena, gracias al amor de tus padres. Hoy debe brotar de ti una acción de gracias a Dios, porque regalándote la existencia, te ha dado con ella los demás dones de los cuales disfrutas: la belleza con que está adornada toda la naturaleza, la vida que brota de todo tu ser y el funcionamiento de cada uno de tus órganos, movimiento, inteligencia, voz, sentidos; que son como ventanas abiertas por donde entra a caudales la luz, color y sonido.


Percibes que hay viveza, sentimientos, movimiento de la sangre en tu corazón, piernas, brazos y ojos; que tus pies toman base firme en la tierra, que tú inteligencia es capaz de pensar y discernir.

Todo tu ser está diciendo que vivir es una apasionante oportunidad y aventura que merece la pena ser bien vivida que ninguna de las ocurridas al hombre merece tanta atención como ésta porque sientes que la vida se te ha dado y que no vino por tu voluntad sino por la de Dios. Él te llamó a la existencia. ¡Ama la vida! ¡Agradece a Dios este magnífico regalo!.


2.- Vocación Cristiana:


Ser cristiano es vivir una relación personal con Cristo: ¿tú quieres aceptar este Amor que Cristo te ofrece y también quieres responder a este Amor?. Las personas que no han descubierto esa relación de amistad con Cristo no saben ser cristianos.

En esta relación de amor, Cristo presente… más presente de lo que tú estás en ti misma. Esa relación de amistad con Cristo comienza cuando te das cuenta que El te mira y que te está amando. Entonces, no te queda otra cosa que tú también responder, amándolo y siguiéndolo.


3.- Vocación Específica:


Es aquella que nos permite hacer la aportación concreta a la construcción del Reino. Este aporte es un compromiso que cada quien asume conscientemente por medio de una opción de vida. Esta vocación particular, tiene varias vertientes:
1. Soltería: Es el modo de vivir de los que no están ligados a una relación conyugal.
2. Matrimonio: Es la manera estable de vivir en relación conyugal, con vistas a conformar una familia.
3. Consagración al Señor: Ordinariamente está vinculada al celibato y se vive en el Sacerdocio Diocesano o religioso, en las Congregaciones de Vida Religiosa, en los Institutos Seculares o en el ministerio de Diaconado permanente.

Y SI QUIERES REGALARLE UN AÑO DE MISIÒN AL SEÑOR, LÁNZATE, EL TE ACOGERÀ CON SUS BRAZOS ABIERTOS.


Puedes comunicarte con las hermanas:

Evelin Pache Tel:3203463586

Nidia Victoria Tel: 3212077054

Jahaira Sánchez Tel: 3215969478, y Yolanda Morales 3118881506.


Ellas te brindarán la orientación que necesitas.